Ortega se cobra venganza con reos

Por Filadelfo Alemán
—No permitir que organismos internacionales tengan acceso a las cárceles para ver reos políticos no es nada nuevo en los gobiernos del presidente Daniel Ortega.
— En los años 80 no le permitió a la Cruz Roja Internacional visitar a los presos de la contra.
— Así me lo confesó el presidente de la Cruz Roja Internacional (CRI) el señor Alexander Hay, a mediados de esa época durante una visita al país.
— Aprovechando que el entonces Ministro del Interior, Tomás Borge, nos invitara como periodistas a una visita que le harian un grupo de religiosas extranjeras, le pregunté por qué no permitían a la CRI ver a los contras presos.
— Borge alterado me contestó: “porque la revolución se reserva ese derecho”.
— Pero su contestación no paró ahí, porque muy molesto me dijo:
—“Vos querés verlos? Pues si los querés ver métete a la contra y los vas a ver!
— Es decir, no fue una simple contestación. Fue una amenaza típica del fallecido comandante, de la cual yo y los periodistas presentes quedamos estupefactos.
— Filadelfo Martínez, corresponsal de la EFE hasta se echó para atrás por el gesto agresivo de Borge.
— El señor Hay fue presidente de la Cruz Roja Internacional entre 1967 y 1987.
— El señor Ismael Reyes, que era presidente de la Cruz Roja Nicaragüense me confirmó que él tampoco pudo lograrlo.
— Cuento esto a propósito de los intentos vanos que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) ha hecho para ingresar a El Chipote a ver a los reos políticos azul y blanco, según la relatora, Antonia Urrejola.
Según la misma, el gobierno ha cortado comunicación con la CIDH lo cual indica que los prisioneros están a merced de sus nefastos carceleros y torturadores.
— Por eso hay válidas razones por las velas encendidas la noche del lunes en nombre de ellos. Están a la buena de Dios.