Las inversiones adicionales realizadas por Cargill han beneficiado a 66,200 personas de diferentes partes del país

Guiados por el propósito de nutrir al mundo de forma segura, responsable y sostenible, Cargill reafirma su compromiso con Nicaragua, realizando una serie de acciones para apoyar a comunidades y poblaciones vulnerables en respuesta ante el Covid-19.

Junto a sus aliados estratégicos, Cargill contribuye con las necesidades de seguridad alimentaria en el país, beneficiando a más de 66 mil nicaragüenses durante los últimos meses. Desde inicios de abril, la empresa reforzó su Programa Nutriendo el Futuro para brindar apoyo adicional a más de 1,400 familias, ubicadas en los municipios de Chinandega, León, Tipitapa, Masaya, Ticuantepe y Nindirí.

Desde el 1 de marzo, Cargill ha realizado una inversión de 5.4 millones de córdobas para la entrega de 85,140 kilos de productos de consumo humano, lo que representa 221,143 platos servidos. Igualmente se han entregado 5,200 kilos de productos para consumo animal en centros de refugios y zoológicos. Este aporte ha sido posible gracias a la contribución de las marcas comerciales Tip Top, Cainsa, Kimby, Dogui, Gati y Ascan.

Adicionalmente, para concretar esta labor, Cargill trabajó de la mano con organizaciones aliadas como el Banco de Alimentos, CARE Internacional y Fundación Fabretto.

“Estamos viviendo una época muy difícil y sin precedentes en nuestra historia. Sin embargo, nos complace asegurar que nuestro compromiso con las comunidades se mantiene, por lo que estamos realizando inversiones y esfuerzos adicionales para contribuir a solventar las diversas necesidades surgidas a raíz de la emergencia”, afirmó Xavier Vargas, presidente de Cargill Centroamérica.

Este es solo una muestra de cómo Cargill está trabajando con organizaciones sin fines de lucro y ONG asociadas en todo el mundo para ayudar a abordar las necesidades de seguridad alimentaria, salud y seguridad y los desafíos de la agricultura y la industria alimentaria, debido a la propagación de COVID-19. Además de donaciones monetarias, Cargill está colaborando con organizaciones sin fines de lucro de todo el mundo para donar alimentos, ingredientes y otros productos de alta necesidad para aquellos que son vulnerables durante esta pandemia. Cargill ha donado en todo el mundo más de 1,500 toneladas de alimentos a comunidades donde viven y trabajan nuestros empleados. La respuesta global y regional de Cargill al Covid 19 se guía por nuestro propósito de nutrir al mundo de una manera segura, responsable y sostenible.