El Alto Representante de la Unión Europea, Josep Borrell, indicó que la decisión de suprimir la inmunidad parlamentaria a cuatro diputados de Asamblea Nacional de Venezuela supone “una violación grave” por parte de “la Corte Suprema de Venezuela y la Asamblea Constituyente no reconocida”.

“Esta decisión, que siguió a la solicitud de la Corte Suprema sobre las acusaciones de la Fiscalía General, es una violación grave de las disposiciones constitucionales, el estado de derecho y el principio democrático de separación de poderes”, dijo en un comunicado difundido el sábado, a través del departamento de prensa del Consejo de Europa.

La Asamblea Nacional Constituyente, impulsada por el presidente en disputa Nicolás Maduro, suspendió el lunes a los diputados opositores Jorge Millán, Hernán Alemán, Carlos Lozano y Luis Stefanelli acusados de rebelión, conspiración, traición a la patria, conspiración, instigación a la insurrección para delinquir y usurpación de funciones.

«Las acciones están obstaculizando el trabajo constitucional»

En el texto, el excanciller español y ahora jefe de la diplomacia europea señaló que “las acciones en curso contra los miembros de la Asamblea Nacional, incluidos el acoso, la intimidación y las detenciones arbitrarias, están obstaculizando el trabajo constitucional de la Asamblea Nacional”.

En ese sentido, recordó que “solo se puede lograr una solución pacífica y política si la Asamblea Nacional, el único órgano elegido democráticamente en Venezuela, se respeta plenamente” de manera que los diputados puedan “llevar a cabo sus prerrogativas constitucionales libremente”.

Josep Borrell está convencido de que la única solución a esta crisis política, económica y humanitaria en Venezuela solo se resolverá, a través de la vía democrática.