Río de Janeiro – El canciller de Brasil Ernesto Araújo afirmó ayer jueves que Brasil ha decidido suspender su participación dentro de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) afirmando que las razones vienen a que el organismo multilateral “no había tenido resultados en la defensa de la democracia ni ningún área” y, además, “da lugar a regímenes no democráticos como Venezuela, Cuba y Nicaragua”.

“Brasil refuerza su determinación de trabajar con todas las democracias de la región (ya sea bilateralmente, a través de la OEA, el Prosur o el Mercosur) por una agenda de libertad, prosperidad, seguridad e integración abierta”, agregó Araújo.

Brasil no llegó a los eventos que tienen relación con la asunción de México e indicó que no participaría en las actividades de este año al calcular que no están dadas “las condiciones para la actuación (apropiada) de la CELAC en el actual contexto de crisis regional”.

Indicó que no estará suscribiendo ningún documento, agenda o propuesta de trabajo que surja de las reuniones ministeriales del organismo.