Empleados de la empresa estadounidense UPS cargan un avión de transporte con material médico en el aeropuerto internacional de Atlanta, el 1 de febrero de 2020.

China acordó permitir que expertos estadounidenses en salud ingresen al país como parte de un esfuerzo de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para ayudar a combatir la rápida propagación del coronavirus, a pesar de que este mismo lunes acusó a Washington de provocar el pánico con restricciones de viaje y evacuaciones.

“China ha aceptado la oferta de Estados Unidos de incorporar un grupo de expertos en una misión de la Organización Mundial de la Salud a China para aprender más y combatir el virus”, anunció el portavoz de la Casa Blanca, Judd Deere.

La cifra de muertos en China por el virus recientemente identificado, que surgió en la ciudad de Wuhan, aumentó a 425 el lunes, un incremento de 64 víctimas respecto al día anterior, dijo la Comisión Nacional de Salud.

Con Wuhan, donde surgió el coronavirus, y algunas otras ciudades chinas en virtual cierre, los viajes están severamente restringidos y China afronta un creciente aislamiento internacional, los temores de una mayor interrupción económica están creciendo. Fuentes del cartel petrolero de la OPEP dijeron que los productores estaban considerando reducir la producción en casi un tercio para mantener los precios.

La semana pasada, la OMS declaró que este virus similar a la gripe es una emergencia mundial. Por el momento, el coronavirus se ha extendido a otros 23 países y regiones. Filipinas ha reportado una muerte por el coronavirus, la primera fuera de China.

Las aerolíneas de todo el mundo han detenido los vuelos a partes de China. Una suspensión por parte de los Emiratos Árabes Unidos el lunes afectará a las líneas aéreas del Golfo Etihad y Emirates.

Este lunes, China acusó a EE.UU. de difundir el miedo al evacuar a sus ciudadanos y restringir los viajes al gigante asiático.

Washington ha “fabricado y propagado incesantemente el pánico”, dijo a los periodistas la portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores, Hua Chunying, y señaló que la OMS había desaconsejado el comercio y las restricciones de viaje.

“Precisamente, los países desarrollados como Estados Unidos, con fuertes capacidades e instalaciones de prevención de epidemias, han tomado la iniciativa de imponer restricciones excesivas contrarias a las recomendaciones de la OMS”, dijo.

El Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) de los Estados Unidos ha defendido las medidas tomadas por los Estados Unidos, incluida la suspensión de la entrada de ciudadanos extranjeros que habían visitado China en los últimos 14 días.

“Tomamos una decisión agresiva frente a una amenaza sin precedentes de que la acción ahora tiene el mayor potencial para retrasar esto. Esa es la teoría aquí”, dijo Nancy Messonnier, directora del Centro Nacional de Inmunización y Enfermedades Respiratorias del CDC, durante una rueda de prensa telefónica

Los esfuerzos de China para contener el virus han tomado algunas formas inesperadas y algunos podrían decir que inquietantes.

Un video publicado en el sitio web de microblogging Weibo mostró a personas jugando mahjong en un pueblo cerca de la ciudad de Chengdu siendo vistas por una cámara montada en un avión no tripulado de patrullaje.

“¡Jugar mahjong afuera está prohibido durante la epidemia!” Un funcionario les dice a los aldeanos a través de un altavoz: “Has sido visto”.