Opinión de Doña Tula sobre Kitty Monterrey: Pura Vida Mae

Gráfico de Doña Tula.

KITTY MONTERREY – PURA VIDA MAE! – El portal de Doña Tula, un perfil en redes sociales bien popular compartió su pensamiento sobre el ahora exilio de Kitty Monterrey, quien tuvo que huir a Costa Rica para no ser apresada por el régimen sandinista, tras quitarle la personería jurídica a su partido político Ciudadanos por la Libertad (CxL).

A continuación su reflexión…

“Nunca descansaron las redes sociales pidiéndole a la Señora Carmelia Rogers unidad con todos y no participar de ningún fraude electoral. Oídos sordos y total desprecio por los demás demostró a lo largo de meses. Una actitud totalmente colaboracionista con la dictadura. Déspota, arrogante, engreída, malcriada. Si las personas nos medimos por los resultados, estos son los resultados de su insistencia en participar en el fraude: a) 7 personas con aspiraciones presidenciales presas, b) estructuras CxL perseguidas por la dictadura, c) oposición dividida.

Leer también: Casa Materna en Hospital de Rivas es un desastre: Sandinismo no brinda mantenimiento

Actualmente ella goza de total seguridad sobre su integridad física en Costa Rica, mientras que la dictadura persigue a líderes del CxL de los territorios, posiblemente con lista de los candidatos en mano que ella misma ocultó a la población, pero que entregó a la dictadura. Ahora intenta desde el exilio “seguir luchando”, está en su derecho. Pero a juzgar por los resultados dentro del país, sería mejor una bonita jubilación. No vaya a ser que tenga los mismos resultados que tuvo en Nicaragua en el exilio. Absolutamente sorda, terca y como ella misma dice, está “muy vieja para cambiar”. ¡Lo mejor que podría pasarle a Nicaragua y a la oposición es que esta señora se retire!

La página del CxL está paralizada, el último post fue para felicitarla por su cumpleaños “en estos momentos difíciles”, creo que el administrador de la página no sabía que la Señora Carmelia ya estaba en un lugar “no tan dificil”. Se fue Carlemia y dejó a su gente al garete, vulnerable, expuesta, con todos sus datos en manos de la dictadura. Dije en mi post anterior que el capitán del barco se hunde con su propio barco, pero ahora le añado que, son las ratas las que abandonan el barco primero.

Ninguno de nuestro digno exilio, tenía como responsabilidad un partido político. Nuestra diáspora salió para salvaguardar su vida, muchos de ellos heridos, con reales amenazas sobre su vida. No hay punto de comparación entre ellos y la Señora Carmelia. Dirigentes de organizaciones que ni siquiera tenían personalidad política, no salieron corriendo. Como dice la propia Kitty “organizaciones que no existen”, “pequeños grupitos”, tuvieron la dignidad de quedarse hasta las últimas consecuencias y están presos. ¡Cuánta dignidad tienen esos grupitos! La dignidad que no tuvo el CxL”.

Por si te lo perdiste: ¿Xiomara Blandino con un agente de policía de “mayor domo personal”?