Fundación Arias para la Paz, del Nobel de la Paz y expresidente de Costa Rica, Óscar Arias, abre Tribunal de Conciencia para llevar ante la ley a los violadores de opositores en Nicaragua
Agentes de la policía sandinista y los paramilitares del FSLN son señalados de haber cometido estos actos ilegales.

La Fundación Arias para la Paz, del Nobel de la Paz y expresidente de Costa Rica, Óscar Arias, realizó la instalación ayer martes de un Tribunal de Conciencia al que les presentaron peritajes que responsabilizan a la dictadura sandinista de cometer delitos sexuales y torturas en contra de los manifestantes.

La exdirectora del Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (Cejil), Soraya Long, realizó la presentación de un peritaje con base a 18 testimonios de ciudadanas que fueron detenidas a partir de abril de 2018 durante las protestas contra el Gobierno del mandatario Daniel Ortega, de donde surgió una violenta crisis sociopolítica.

Estas personas contaron con lujo de detalles haber sufrido diversas formas de violencia sexual y torturas. De estas, 10 mujeres y 2 hombres afirman haber sido violados, y una mujer tuvo un aborto espontáneo a raíz de los actos de violencia de los que fue víctima.

“La violación sexual como tortura constituyó en Nicaragua un delito de lesa humanidad porque fue perpetrado por agentes estatales como parte de un plan o una estrategia preestablecida, es decir, con intencionalidad y conocimiento. Además, fue practicada de manera generalizada y sistemática y en contra de la población civil”, declaró Long.

Comentar