Mantiene presas a más de 45 mujeres por simplemente ser opuestas a su régimen. Dentro de las cárceles denuncian maltrato y violaciones por parte de agentes policiales, y Murillo no hace nada para evitarlo

La vicedictadora y esposa del dictador sandinista Daniel Ortega, Rosario Murillo, realizó un discurso lleno de odio contra las mujeres “Azul y Blanco”, prácticamente opositoras a su régimen, y pronunció las siguientes palabras de manera fuerte y duras.

No son del agrado de muchas mujeres, pues proviene de una persona que se ha hecho multimillonaria junto a su familia, al esctraer dinero del erario público, a continuación lo que dice la Rosario Murillo, bastante criticada tanto a nivel nacional como internacional.

Discurso de Rosario Murillo, 23 de noviembre:

“Las Mujeres Sandinistas, de Movimientos Sociales, Laborales y de Juventud, denunciamos a las llamadas Feministas que arremeten contra las sencillas y genuinas Mujeres Trabajadoras de nuestra Nicaragua, que hemos sabido exigir nuestros Derechos Políticos, Económicos y Sociales, y luchar genuinamente contra la Cultura de Violencia Machista, así como ocupar nuestros Espacios con un Liderazgo verdaderamente de Mujer, que nada tiene que ver con esos pretendidos Liderazgos de Organismos, Asociaciones y Movimientos de Mujeres que durante años se han lucrado y todavía hoy se lucran, recibiendo amplios financiamientos de Organismos Internacionales para dizque “representar” luchas de Mujeres.

Las conductas personales, sociales, y de Género, de estas Activistas Políticas con nombres de Mujer, representan otras Circunstancias y otras Culturas, ni relacionadas ni identificadas con nuestra Circunstancia, nuestra Cultura y nuestras muy respetables Tradiciones y Modos de Vida

Las Mujeres Sandinistas, de Movimientos Sociales, Laborales y de Juventud, denunciamos la permanente extorsión de estos Movimientos autodenominados Feministas, que han buscado, obtenido y siguen obteniendo abundantes e ilegítimos recursos, para atacar y destruir a las Mujeres y a las Familias nicaragüenses, cuyas verdaderas Batallas ignoran, en su egoísmo, vanidad y ceguera interesada.

Las Mujeres Sandinistas, de Movimientos Sociales, Laborales y de Juventud, denunciamos a estas llamadas Líderes, por su responsabilidad e involucramiento en los crímenes de odio que se cometieron contra Mujeres, Hombres, Jóvenes y Familias en nuestra Nicaragua durante el intento fallido de Golpe de Estado. Denunciamos y exigimos que la Justicia establezca responsabilidades y penas para todas y todos los que han participado y todavía pretenden participar en el asedio y el acoso a la Paz, el Derecho al Trabajo, el Derecho a la Familia y a la Vida, Derechos inalienables de las Mujeres, Hombres, Juventud y las Familias en nuestra Nicaragua”.