Aunque no se refirió de manera directa al bloque europeo, se nota el temor de Murillo

La vicedictadora sandinista Rosario Murillo pidió ayer jueves que haya respeato a su soberanía, después de que el Parlamento Europeo (PE) decidiera aprobar una resolución en donde se le pide a la Unión Europea (UE) que vengan nuevas sanciones a la dictadura de Daniel Ortega si aprueba las nuevas leyes que tiene lista sobre ciberdelitos y agentes extranjeros y no se presta a un diálogo nacional sobre la reforma electoral.

“Respeto es lo que demandamos y proclamamos en estas tierras benditas de ‘nuestramérica’, y respeto a nuestra dignidad, a nuestra soberanía”, señaló Murillo, a través de sus medios oficiales.

Murillo, quien a su vez es esposa del dictador Ortega, aunque no hizo mención al PE, dijo que su país merece “respeto a nuestra independencia y a ese profundo sentido de identidad cultural, de idiosincrasia, en esta Nicaragua de tanto heroísmo, de tanto amor, respeto a la dignidad de todos”.

“Esta es la máxima con la que podemos vivir todos juntos en este planeta como familia humana, todos hermanos”, añadió la primera dama.

“Nosotros, aquí en Nicaragua, nosotros el pueblo nicaragüense, que está arraigado en su tierra sagrada, nosotros vencemos y nosotros venceremos”, continuó Murillo, quien recordó al guerrillero argentino Ernesto “Ché” Guevara y a varios héroes locales en su discurso.

Comentar