UE llama a “cumplir enteramente” compromisos del 2019

Bruselas – El Consejo de la Unión Europea (UE) tomó la decisión ayer lunes de hacer la extensión de otro año al marco legal que le permite la imposición de sanciones a personas o empresas en Nicaragua que se califiquen como responsables de violaciones de derechos humanos o represión de la sociedad civil o la oposición democrática en este país.

También a las que ejecuten cabo acciones, políticas o actividades que socaven la democracia y el Estado de derecho, afirmó esa institución a través de un comunicado.

Desde que se formó este marco legal, la UE ha sancionado a un total de seis ciudadanos en Nicaragua.

Las medidas restrictivas tienen en si la prohibición de viajar al territorio comunitario y la congelación de activos en el interior de la UE.

A la vista de la situación en Nicaragua, el Consejo de la UE (los países) decidió ampliar el marco legal hasta el 15 de octubre de 2021.

El régimen de sanciones fue formado en octubre de 2019 después de que el Consejo hubiera indicado repetidamente su preocupación por el deterioro de la situación política y social en Nicaragua, y de que hubiera condenado “con firmeza” la represión de oponentes políticos, manifestantes, medios de comunicación independientes y sociedad civil desde abril de 2018.

“La UE continúa extremadamente preocupada por el deterioro en curso de la democracia y los derechos humanos en Nicaragua. La represión por parte de las fuerzas de seguridad y grupos armados progubernamentales debe parar”, señaló el Consejo.

Agregó que espera que el Gobierno de Nicaragua “se atenga enteramente” a los compromisos contemplados en los acuerdos a los que llegó en marzo de 2019 con la oposición.

Comentar