A través de una carta enviada al Secretario de Estado, Mike Pompeo, y al Secretario Interino de Seguridad Nacional, Chad F. Wolf, cuatro senadores estadounidenses lanzaron la alerta a que los nuevos protocolos migratorios del gobierno de EEUU, los cubanos, venezolanos y nicaragüenses han sido regresados “a los perseguidores y torturadores de los que huyeron”.

La misiva, que fue firmada el pasado lunes por el legislador cubanoamericano Bob Menéndez (demócrata por New Jersey), Dick Durbin (Illinois), Patrick Leahy (Vermont) y Ben Cardin (Maryland) indica que la política de Washington envía “un mensaje de insensibilidad, crueldad y desprecio por los derechos humanos que alimenta la agenda de nuestros adversarios para poner en duda el papel excepcional de Estados Unidos como un faro de libertad y democracia”.

Los senadores demócratas solicitaron a Pompeo y a Wolf que los migrantes de Cuba, Venezuela y Nicaragua puedan solicitar asilo político en Estados Unidos. “Le instamos a que ponga fin a estas políticas de inmediato y defienda el derecho a buscar asilo en los EEUU”, reza el texto.

Leer también: Discurso del dictador Ortega traerá más problemas a economía de Nicaragua

De acuerdo al documento, en lo que va de año fiscal 2020 cerca de 147 000 solicitantes de asilo han sido expulsados, y 1300 cubanos, 100 venezolanos y 1000 nicaragüenses han sido deportados. Así mismo, durante la mitad del pasado año 7 300 cubanos fueron devueltos a México, señalan.

Comentar