Ante inacción de la dictadura sandinista esta es la segundad comunidad indígena en declarar cuarentena en sus territorios

El Gobierno Territorial Rama y Kriol (GTR-K), que mantiene una autoridad en los indígenas ramas y krioles, ubicadas en el sureste de Nicaragua, decidieron ayer miércoles declarar su territorio en cuarentena, con esto evitar contagios de Covid-19.

La cuarentena que fue firmada el pasado lunes, se estará extendiendo por 31 días en las nueve comunidades ramas y krioles, y se activa para la sede administrativa del GTR-K, que se encuentra en la ciudad de Bluefields, de acuerdo a la resolución indígena.

Con dicho mandato, los ramas y krioles, cuya población se estima en unos 2.000 habitantes, según datos oficiales, serán la segunda comunidad indígena de Nicaragua en declarar una cuarentena, después de una orden parecida establecida por los ulwas en el territorio de Karawala, también ubicados en la zona Caribe de la nación centroamericana.

En la actualidad ningún otro grupo poblacional de Nicaragua está en cuarentena, aunque sí existen familias que han decidido quedarse en sus casas de manera voluntaria, para no contraer el Covid-19.

Con la cuarentena, el GTR-K canceló todas las actividades de concentración, tanto deportivas, como educativas, celebraciones religiosas y reuniones “de otra índole”, prohibió la circulación de personas ajenas a las comunidades, así como el ingreso de extranjeros y turistas.