En la foto el alcalde de Las Sabanas, de municipio de Madriz, Jalmer Bismark Rivera Alvarado.

Un conflicto interno surgió desde las filas de los sandinistas miembros de la bancada de concejales del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) al haber intentado la destitución del alcalde de Las Sabanas, de municipio de Madriz, Jalmer Bismark Rivera Alvarado, por supuestos problemas de alcohol acompañadas de irregularidades administrativas.

Los diez concejales orteguistas están enfrentados porque una parte rechaza la destitución y la otra respalda la dimisión de Rivera Alvarado, a quien una comisión nacional del FSLN que vino desde Managua llegó hasta Las Sabanas, y le dio dos opciones: la primera es en que renuncie de manera voluntaria a su cargo la próxima semana y la segunda es que lo obligarían a dejar su cargo ante esa municipalidad.

Según fuentes internas del partido rojo y negro en el gobierno, Rivera Alvarado, quien tiene años enfrentando problemas de alcoholismo, tiene semanas de estar ingiriendo licor, por lo que se estaba ausentando mucho de su oficina o llegaba con aliento a licor a asumir sus funciones en la administración de la alcaldía.

“A veces hemos tenido serios problemas con él para supervisar las obras y proyectos en ejecución, o la necesidad de su firma para tramitar o gestionar fondos y darle legalidad a algunos documentos, pero lo más grave es el abandono en que estaba cayendo de su cargo. La administración de la alcaldía no puede estar en manos de cualquier persona”, dijo uno de los concejales sandinistas del municipio de Las Sabanas, quien prefirió no dar su nombre para evitarse represalias de la dirigencia departamental del FSLN.

Pero otro concejal orteguista consultado sólo dijor que él se oponía a la destitución de Jalmer Rivera, “el compañero ha sido un buen alcalde, y hay obras y proyectos que ninguno de los anteriores compañeros sandinistas habían hecho por el municipio. La gente reconoce eso y le dan su apoyo y nosotros nos oponemos a que lo saquen de la municipalidad, porque él se merece seguir en el cargo, solo es cuestión de ayudarlo a superar ese (alcoholismo) problema”, dijo.

Uno de los concejales liberales que fue consultado vía comunicación celular, dijo que el problema era serio dentro del seno del orteguismo en ese municipio, “existe una división de quienes apoyan su destitución y de quienes se oponen, ya que estos últimos dicen que ha sido el mejor alcalde que han tenido en el municipio de Las Sabanas. Pero el abandono en que estaba cayendo la administración de la alcaldía es serio”, afirmó.

Tampoco ha habido consenso de los concejales orteguistas para nombrar a la vicealcaldesa Argentina Jarquín Rocha en sustitución de Jalmer Rivera. Mientras la sesión especial del concejo municipal para ventilar este caso ha sido a puertas cerradas, sin siquiera dejar el acceso a los cinco concejales liberales.