Con el respaldo claro de la Policía, concejales del Frente Sandinista (FSLN) irrumpieron los portones de la Alcaldía de Wiwilí, en el departamento de Jinotega, a eso de las 4:30 de la tarde del pasado lunes y de esta forma dieron un “golpe” municipal a las autoridades elegidas en las últimas elecciones.

Con los invasores del régimen ingresó una delegación del oficialista Instituto Nicaragüense de Fomento Municipal (INIFOM), denunció el presidente del PLC de este municipio. Los liberales son quienes administraban la alcaldía.

“Con esta acción los sandinistas le dan la estocada final al gobierno democráticamente electo por los wiwileños”, dijo un concejal liberal.

Patrullas de la dictadura del FSLN de Wiwilí llegaron en horas de la noche del lunes a las instalaciones de la comuna, administrada por el PLC, y no permitieron el ingreso de los trabajadores ni tampoco aceptaron la autoridad de la vicealcaldesa Reyna Hernández y el alcalde en funciones Manuel Blandón.

Esto pasa después de que Blanca Nelis Cerna, coordinadora de bancada de concejales del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), realizara la convocatoria a una sesión extraordinaria, el lunes, a las 9 de la mañana, pasando por encima de la secretaría del Concejo Municipal.

La vicealcaldesa Reyna Hernández dijo que los concejales del FSLN, con el apoyo de la Policía, intentaron aprobar resolución de “pérdida de condición” de la alcaldesa, el vicealcalde, la Secretaría Propietaria y Suplente del Consejo Municipal de Wiwilí-Jinotega para poner a los concejales orteguistas.