Así estuvo la entrada a La Modelo, donde a pesar del llanto, el dolor y el sufrimiento, las madres de los presos políticos no vieron a ninguno ser liberado por el régimen.

La dictadura Ortega-Murillo liberó a 2 mil 815 reos comunes en diversas cárceles del país.

La liberación fue masiva, sin embargo no le importó el ruego que hicieron las madres de reos políticos para que liberaran a sus hijos que son víctimas de torturas y que sufren de enfermedades crónicas relacionadas con el Covid-19.

Ninguno de los 86 reos políticos del régimen estuvieron en la lista de beneficiados y liberados bajo el estatus de convivencia familiar, a como si se dio con reos comunes en distintas cárceles del país.

Entre los 2815 reos comunes liberados por el régimen que fueron beneficiados las cifras son las siguientes: 1000 reos comunes liberados del Sistema Penitenciario Nacional de Tipitapa Jorge Navarro, conocido como La Modelo, considerada la prisión más grande del país, también fueron liberados 255 reos comunes del penal de Juigalpa, 116 reos comunes del penal de Matagalpa, 86 reos comunes del penal de Bluefields, 150 reos comunes del penal de Estelí y 425 reos comunes del penal de Granada.