Un nuevo grupo de 136 ciudadanos nicaragüenses llegó a Nicaragua procedente de Panamá en el marco de las restricciones a la movilidad internacional por la pandemia de la COVID-19, informó este domingo el Ministerio de Gobernación.

Un total de 74 varones y 62 mujeres, todos nicaragüenses, llegaron a las 9:46 de la noche del sábado (03.46 GMT de este domingo), e ingresaron por el puesto fronterizo de Peñas Blancas, detalló la Dirección General de Migración y Extranjería, adscrita al Ministerio de Gobernación.

Cada uno portaba el exigido resultado negativo de la prueba RT-PCR en tiempo real para COVID-19, precisó el Ministerio de Gobernación.

El Ministerio de Salud “realizó revisión rigurosa para descartar fiebre o síntomas respiratorios relacionados a la COVID-19”, y estará verificando cuarentena de 14 días en sus domicilios, explicaron las autoridades.

Más de 1.000 nicaragüenses, que han perdido sus medios de vida en Panamá a causa de la pandemia, han regresado a su patria luego de permanecer varados en territorio panameño, debido a que el Gobierno de Nicaragua solamente garantiza las pruebas de COVID-19 a personas que viajan al exterior, a un costo de 150 dólares.

La crisis migratoria fue parcialmente solucionada gracias a un acuerdo entre Panamá, Nicaragua y Costa Rica, sin embargo, cerca de 500 nicaragüenses continúan varados en algunos países de Centroamérica y del Caribe, según han denunciado diferentes grupos opositores. (Agencia Efe).