Presa política Suyén Barahona después de 561 días secuestrada por el FSLN habló por teléfono con su hijo

Presa política Suyén Barahona.

La familia de la presa política Suyén Barahona informó que el pasado 25 de diciembre el régimen de Daniel Ortega permitió una llamada telefónica para hablar con su pequeño hijo, quien esta fuera de Nicaragua, se conoció  a través de un breve comunicado.

Suyén Barahona tuvo que esperar al menos 561 días para poder escuchar la voz de su hijo.

“Ella pudo ver fotos del niño y recibió una carta, después de un año y medio, pudo tener una llamada con su hijo. Fue un momento tan esperado por ambos”, indica el anuncio familiar.

Leer también: La hija del periodista Miguel Mendoza dice que su papá debe comer más pues se le “sienten los huesitos”

De igual manera la familia Barahona agrega que durante la comunición hubo un trato respetuoso y se esta a la espera que continúe la necesaria comunicación fluida con el menor en cada encuentro con la prisionera política, pues esto es su derecho.

De acuerdo con familiares de Barahona los funcionarios del Nuevo Chipote les dijeron que habría una nueva visita para Año Nuevo.

“Suyen, se encontraba con su usual fortaleza de espíritu. Por supuesto, el mayor anhelo tanto de su pequeño como de la familia sigue siendo el abrazarla en libertad, porque Suyen y las más de 235 personas presas políticas son inocentes. Agradecemos a todas las personas que se han unido a nuestro clamor y oraciones”, concluye el comunicado.

También: Los amores de Sandino (a propósito de la muerte de su hija)

Los presos políticos recibieron la visita número 13 en el Complejo de Auxilio Judicial de Managua, Evaristo Valle, conocido como “El Nuevo Chipote”. La visita número 12 ocurrió el pasado 7 de diciembre y se incluyó la presencia de niños. En esta más reciente, con motivo de navidad, pudieron ingresar más familiares de lo usual por cada reo político.

Suscríbete a nuestro canal en Youtube