Policía se toma ruta de la marcha y zonas aledañas

La Policía sandinista destinó bastante recurso y gran cantidad de agentes antimotines en un largo tramo de la carretera Masaya en la que, de acuerdo a los observadores independientes, hubo más de 500 uniformados de negro, con fusiles AK47, lanzagranadas, y pistolas. Además de otros camuflados entre los civiles.

El patrullaje también fue bastante fuerte desde la rotonda Jean Paul Genie hasta la rotonda de la Centroamérica. Las unidades de camionetas Toyota y Nissan que eran de cuatro a cinco vehículos “regularmente” fueron extendidas a 10 o más dobles cabinas, que son acompañadas de al menos una docena de policías en motos.

El gran operativo fue desde el Estadio Nacional Denis Martínez, que ahora es un “cuartel policial” hasta la Jean rotonda Paul Genie pasando por la rotonda de la Centroamérica.

En las rotondas que han sido definidas como el inicio y el fin de la marcha se pueden contar unos 50 o más agentes visibles, y muchos otros ocultos en lugares aledaños.

La vigilancia fue mayor cerca de los centros financieros Bancentro, edificio Pellas y plaza de las Victorias por el temor a que ocurran protestas express como pasó el pasado miércoles en el Centro Lafise.

La Policía utilizó la técnica canina con canes entrenados y cientos de agentes vestidos de civil que estuvieron en la zona de la marcha.