Policía sandinista golpea, roba equipo, secuestra y después libera a periodista Emma Lastenia Amador

La periodista esteliana Emma Lastenia Amador y su hijo Roberto Briones Amador de 27 años, fueron puestos en libertad, después de que miembros de la policía sandinista los secuestraron durante un plantón que un grupo de ciudadanos llevaban a cabo en la Plaza Movistar de Managua.

A través a de la vía telefónica, la representante para Nicaragua del Colegio Hispanoamericano de Periodismo, informó al portal “Nicaragua Insurrecta” que ella y su hijo fueron golpeados al momento del secuestro, al igual que fue víctima de robo, ya que los integrantes de la policía le quitaron una cámara de video y dos teléfonos celulares y al mismo tiempo le quebraron sus lentes.

“Cuando estaban llevándose a mi hijo, yo fui detrás de él mientras grababa lo que ocurría. Ellos (los policías) me quitaron la cámara y dos teléfonos celulares. Una policía me agarró por detrás y me presionó fuerte la garganta, me golpearon el codo derecho y me hirieron el labio cuando me subieron al vehículo. A mi hijo le causaron laceraciones en la nariz, le golpearon la frente y le hacían presión sobre de su espalda, con la rodilla de ellos, cuando nos llevaban en la patrulla” dijo Amador.

En esa misma redada, los policías secuestraron a otras tres personas, entre ellas a la señora Ana Cecilia Sequeira Lacayo a quienes los policías insultaron y hacían mofa de ella cuando quería hacerlos entrar en razón. “Ahora si somos tus amigos” le decía una agente policíal, según relató Emma Amador.

Antes de dejar en libertad a los cinco civiles, los llevaron a la Gasolinera Puma ubicada enfrente de la Colonia del Periodista en donde los ubicaron frente a unas cámaras que tienen instaladas, mientras una policía grababa sus caras y les hacía decir sus nombres. Los agentes les dijeron que dieran gracias porque ellos no presentarían cargos en su contra y que los artículos que le quitaron a la periodista los podía recuperar interponiendo una denuncia en Auxilio Judicial.