A pesar de ser una emergencia humanitaria, cada camión o camioneta que va rumbo a la zona de daños en el Caribe de Nicaragua es revisado por la Policía del Frente Sandinista dirigida por el dictador Daniel Ortega para impedir que lleven ayuda a los damnificados del huracán Eta.

Esta acción inhumana de Ortega también ha sido denunciada por integrantes de la Unidad Médica y la Diócesis de Bluefields en donde cuyas oficinas de acopio en Managua están siendo asediadas por la guardia orteguista para impedir que llegue cualquier tipo de ayuda. Así “responde” la dictadura a los afectados por el desastre natural.

También: FOTOS Hasta especies marinas dejó el huracán Eta tras paso por Bilwi