El periodista Marlon Powell Sánchez, fue parte de los 48 presos políticos que fueron liberados ayer lunes. Powell, quien es del programa radial “El dedo en la llaga”, dijo a sus colegas que fue víctima de tortura y malos tratos en los tres meses que estuvo en prisión.

“Me torturaron antes de entrar al ‘Chipote’, estuve 21 días en una cárcel de castigo del ‘Chipote’, maltratado. En ‘La Modelo’ las torturas continuaron, siguieron dándome en las costillas ya fracturadas”, afirmó el periodista.

“Me torturaron hasta donde pudieron… yo sentía que mi vida podía irse, pero apelé a la misericordia del Señor y Dios permitió que no me mataran”, manifestó.

Pasó 45 días en ‘El Chipote’ y después llegó al Sistema Penitenciario donde respiraba aire fresco por la rendija entre la puerta de la celda y el piso.

El periodista conoció la celda de la galería ‘300’, donde pudo obsevrar a Edwin Carcache, Medardo Mairena y Miguel Mora, entre otros. Según Powell, el que se ve más golpeado por el encarcelamiento es Mora. “Miguel Mora está muy demacrado, (pero) él está firme”, aseguró.

Powell agregó que seguirá en la lucha hasta que se libere a Nicaragua de la dictadura Ortega Murillo.

“Sigue la resistencia, esta dictadura no va a poder con la fuerza y ánimo de este pueblo. Yo voy a seguir luchando, estoy dispuesto a exponer mi vida por la libertad de Nicaragua”, sostuvo.

Powell era uno de tres periodistas presos en Nicaragua por informar sobre las protestas contra el dictador Daniel Ortega.

Los otros dos, que todavía siguen detenidos son el periodista Miguel Mora, y Lucía Pineda Ubau, secuestrados desde el 21 de diciembre pasado.