Fue secuestrada en horas de la noche del domingo 26 de enero de 2020 la joven autoconvocada María Esperanza Sánchez originaria del departamento de Matagalpa.

Testigos presenciales del delito informan que se la llevaron en un sedán Toyota Yaris color blanco y con los vidrios polarizados.

“Ella se encontraba en casa de seguridad acá en Managua, debido a que en su ciudad la andaban dando persecución los paramilitares” del régimen del Frente Sandinista (FSLN), informaron fuentes.

Los familiares se encuentran bastante preocupados debido a que no saben absolutamente nada del paradero de su familiar, quien se encuentra desaparecida tras ser secuestrada por los paramilitares del sandinismo.