Panamá y Costa Rica trabajan duro ante olas de migrantes

Ambos países sufren también olas de migrantes nicas que huyen de su país debido al régimen sandinista

Boquete (Panamá) – Los presidentes de Panamá, Juan Carlos Varela, y de Costa Rica, Carlos Alvarado, comenzaron ayer miércoles un encuentro cerca de la frontera común para tratar asuntos de la agenda bilateral, entre estos la presencia de centenares de migrantes irregulares, la mayoría de origen cubanos, que buscan llegar a los Estados Unidos.

Varela manifestó al recibir a Alvarado que durante la cita, que duró hasta horas de la tarde del miércoles, conversaron sobre “seguridad, flujos migratorios, lucha contra el crimen organizado, seguridad ciudadana, turismo y cooperación”.

Sobre la materia migratoria “Panamá y Costa Rica son un ejemplo a través de la operación flojo controlado. Le podemos decir al mundo hoy que ningún migrante extracontinetal o regional es abusado por ningún grupo de trata cuando toca suelo panameño o costarricense. Es un modelo de cooperación que se ha presentado al mundo: los tránsitos migratorios hechos con orden”, aseguró Varela al instalar la reunión bilateral.

En ese sentido, Alvarado subrayó que los temas migratorios los han venido “trabajando muy bien” los Gobiernos de Panamá y Costa Rica, y en la cita de este miércoles la idea es “profundizar esa colaboración, por la seguridad” de ambos países.

Este segundo encuentro binacional en Boquete entre los Gobiernos de Varela y Alvarado ocurre al tiempo que Panamá gestiona el paso de más de 700 migrantes irregulares, el 57 % cubanos y el resto de países como Haití, Camerún, Ghana, Eritrea y Etiopía, que llegaron a pie al país centroamericano que intenten pasar por la frontera de Costa Rica para seguir rumbo al norte del continente americano.

Se trata de “una última ola migratoria que se dio el fin de semana” del 9 y 10 de febrero, dijo a Efe el 13 de febrero el ministro de Seguridad Pública de Panamá, Jonattan Del Rosario, quien entonces recalcó que “tampoco es la peor crisis de migrantes” que ha enfrentado el país.