Las farmacias que habían cerrado por órdenes directas del dictador sandinista Daniel Ortega han reabierto sus puertas y nuevamente ofrecen sus productos al público nicaragüense, las mismas fueron castigadas de manera administrativa por el Ministerio de Salud (Minsa) a cargo de Sonia Castro.

Se trata de las farmacias Medco y Xolotlán que participaron en el paro nacional ejecutado en coordinación con la Alianza Cívica y demás organizaciones y movimientos sociales que luchan contra el régimen sandinista.

Las farmacias del grupo Guerrero fueron multadas con multas de hasta 5 mil córdobas para mantener sus Licencias, después de ser parte del paro contra la dictadura. Se desconocen más detalles al respecto.

En el gráfico siguiente su manifestación de anuncio sobre las reaperturas de sus diversas sucursales…

Un comentario