El Informe “Situación de los migrantes y refugiados venezolanos en Costa Rica” diseñado por la Secretaría General de la OEA, a cargo de Luis Almagro, que obtuvo datos sobre los “migrantes y refugiados” nicaragüenses en este país son más de lo que se calculaba en comparación a los 70 mil, pues son mucho más.

El resumen del informe alerta que “a la fecha, hay 500.000 migrantes y refugiados nicaragüenses y 40.000 migrantes y refugiados venezolanos” en ese país centroamericano.

El reporte de la OEA informa que las “dictaduras modernas” de Venezuela y Nicaragua son las responsables por la salida de miles de ciudadanos de estos dos países.

“Costa Rica está en una situación excepcional en la región, al ser una nación que diariamente recibe a desplazados de Nicaragua y Venezuela. El informe elaborado por la Oficina de la Secretaría General de la OEA para abordar la crisis de migrantes y refugiados venezolanos reconoce el esfuerzo de las autoridades costarricenses por mantener una política de fronteras abiertas y no devolución con los migrantes y refugiados venezolanos”, indica.

Costa Rica ha realizado una campaña internacional que hace la solicitud de fondos para apoyar a las ciudades y comunidades que están gastando en brindar atención a los refugiados de Venezuela y Nicaragua.