Obispos realizan el trazo para la Nicaragua que ellos desean crear

Los Obispos de la Conferencia Episcopal de Nicaragua enviaron un mensaje al mundo: así quieren que se convierta Nicaragua.

Los Obispos de Nicaragua han dirigido este 1 de mayo, día de San José obrero, a todo el pueblo de Dios el mensaje: “La alegría pascual: clave para leer la historia patria actual”.

Los líderes católicos dieron comienzo a su mensaje constatando la acción de la Iglesia desde la fe y afirman que “Nuestra fe en Jesucristo muerto y resucitado por nuestra salvación no nos permite quedarnos al margen de los acontecimientos del mundo y para nosotros, de la situación cultural, política, económica, familiar y social del país. El cerrarse egoístamente en la propia comodidad y peor aún, avivar sentimientos de odio entre hermanos, no es evangélico”.

Esta constatación también tiene su fundamento en las enseñanzas del Concilio: “Enseña el Concilio Vaticano II que el mensaje cristiano no debe apartarnos de la construcción del mundo, ni nos lleva a despreocuparnos del bien común; más bien nos obliga a llevar a cabo todo esto como un deber (cf. GS 34)”.

Los prelados llaman a construir en una sociedad sufriente. Proponen cinco aspectos urgentes a edificar:

– Una Nicaragua donde todos seamos capaces de lograr una visión de cambio que conduzca a una trasformación cualitativa.

– Una Nicaragua donde se asuma la centralidad de la persona humana y su dignidad como hijo de Dios.

– Una Nicaragua donde respetemos y fortalezcamos la democracia y su institucionalidad.

– Una Nicaragua donde se ejerza sin restricciones la libertad de expresión.

– Una Nicaragua donde la paz sea fruto de la justicia.