El obispo auxiliar de Managua, Monseñor Silvio Báez, realizó una misa en la parroquia San José de Sabana Grande ayer domingo, y en su homilía hizo el llamado a la población a darle vida a los acuerdos firmados y “no tomar la justicia con sus manos”, porque con la violencia el futuro muere.

“Cuando hay gente que toma un fusil para quitarle la vida a otro, está arrancando un pedazo de futuro a Nicaragua”, advirtió el líder religioso, haciendo clara referencia a los hechos de violencia ocurridos porla dictadura de Daniel Ortega, donde fueron violados los acuerdos firmados el viernes con respecto a la restitución del derecho a la manifestación pacífica.

Monseñor Báez lanzó condenas a la agresión que sufrieron las personas que fueron parte de la “sentada nacional” por parte de los antimotines y la Policía Orteguista.

Baéz manifestó que en un proceso de negociación son importantes los acuerdos, y los acuerdos que se hacen por escrito más, porque las palabras se las lleva el viento. Por eso es importante un diálogo honesto y verdadero, dijo el líder religioso.

“Las palabras apenas pronunciadas ya no existen, en cambio lo que queda por escrito permanecen en el tiempo… Pero yo quisiera recordar a los nicaragüenses que los escritos donde se estipulan los acuerdos son hojas de papel que no tienen vida, le tenemos que dar vida nosotros mismos con la voluntad política, la integridad personal, y la responsabilidad de cumplir lo acordado”, dijo Báez.