Familiares de presos políticos llegan a la Modelo y nuevamente son impedidos a ver a los suyos a como dijo el dictador Daniel Ortega


Los familiares de los opositores a la dictadura del Frente Sandinista que están detenidos en el marco de la crisis que atraviesa Nicaragua desde el mes de abril del año 2018 nuevamente se toparon con las puertas cerradas de las prisiones del régimen, a pesar que el dictador del país, Daniel Ortega, los llamó a invitar a visitar a sus parientes presos para que confirmaran que no son víctimas de ninguna tortura.

Las madres de los denominados “presos políticos” llegaron a la cárcel “La Modelo”, con la esperanza a que la palabra de un quemado Ortega, quien en la víspera calificó de “inventos” las denuncias de torturas en prisión y aseguró que “las puertas del Sistema Penitenciario Nacional están abiertas” para los familiares, pero nuevamente vieron que no era cierto lo prometido por el líder sandinista.

“¡Qué cumpla lo que dijo!”, demandó la madre del “preso político” José Santos Sánchez, Petrona Rodríguez, al hacer referencia a que el anuncio de Ortega en la noche del acto del 41 aniversario del Ministerio de Gobernación, en donde llegaron las autoridades del Sistema Penitenciario Nacional.

La señora dijo a periodistas que tiene “más de un mes” de no poder ver a su hijo porque las autoridades carcelarias se lo evitan, aunque Ortega diga lo contrario en público.

“Eso dice él, pero no lo he visto (a mi hijo) y hasta que lo vea puedo decir” que es verdad, indicó.