El gobierno de los Ortega Murillo hizo la inversión de casi 6 millones de dólares para adquirir un lote de Interferón en Cuba y ahora resulta que el Ministerio de Salud Pública cubano lo saca de su protocolo de atención, según informa Trinchera de la Noticia.

Ese dinero viene a ser casi la mitad del total de una partida de 11 millones de dólares que el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) autorizó desviar de un proyecto de carreteras.

Ahora en Nicaragua no hay ni carretera ni medicinas, debido a que no van a usar el Interferón y no se compró equipo de protección para los médicos.

¿Qué van a hacer con el Interferón supuestamente comprado?