Gerardo Dávila Mendieta quien vive en la comarca de las 4 Esquinas de la ciudad de San Marcos, le tatuaron en su brazo izquierdo las siglas del Frente Sandinista (FSLN), cuando el joven regresaba a su casa.

Mendieta de apenas 16 años lo interceptaron por tres sujetos que iban a bordo de un vehículo con pasa montañas, de acuerdo a su relato le imprimieron la palabra del partido del gobierno FSLN, lo que le hizo sacar varias manchas de sangre en su suéter que andada cuando fue herido por los tipos.

El joven afirma que todo comenzó hace 4 meses cuando participó en el desfile como mejor alumno, leyó un poema por los jóvenes caídos y alguien le puso un lazo negro, desde entonces empezó a recibir los mensajes amenazantes.

La familia denuncia su caso contra el estudiante de 5to año de secundaria ante las organizaciones de derechos humanos de Nicaragua.