Con diversas en Masaya, Catarina y demás ciudades de Oriente, los familiares, amigos y autoconvocados realizaron el recuerdo de la caída de protestantes antisandinistas durante las mortíferas operaciones «limpieza» ejecutadas por la Policía y los parapolicías en casi todo el país, entre los meses de junio y julio del 2018.

Finalizadas la misa en la iglesia de Catarina, los feligreses, donde se juntaron además los familiares de los muertos, heridos, apresados en la llamada Operación Limpieza de hace un año, salieron al atrio y desafiaron a las patrullas policiales que en el día asediaron el templo.

Los asistentes al oficio religioso gritaron consignas como «Daniel escucha seguimos en la lucha».

También ocurrieron otras misas en otras iglesias de los «Pueblos Blancos» en las que rogaron por las almas de los caídos en la lucha y por aquellos que sufren cárcel o acoso policial.

En tanto, la madre de Junior Gaitán, 15 años, sigue pidiendo justicia por el crimen de su hijo, así como las familias de Darwin Potosme y Marcelo Mayorga. Los jóvenes fueron asesinados en represión policial ocurrida en junio y julio del 2018.