Más de 16 detenidos sin ninguna explicación por policía sandinista en Estelí

Jóvenes detenidos fueron apresados en calles y sus propias casas. Los familiares no conocen el paradero de sus miembros

La Policía sandinista ha realizado fuertes redadas en varios barrios de la ciudad de Estelí que dejaría un saldo de al menos 16 jóvenes secuestrados de manera violenta, entre estos a Bismark José Contreras Herrera. En las redes sociales, sobretodo en Facebook, hay reportes públicos de denuncias de secuestros de los jóvenes, a los que son señalados de haber participado en protestas en contra del régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo.

Un hermano de Contreras, quien solicitó el anonimato debido al terror de represalias, afirma que lo detienen a eso de las 9:00 de la mañana cuando iba a su casa de habitación, ubicada en el barrio Oasis de Bendición. “Le faltaban como 30 metros para ingresar a la casa cuando de repente se aparecieron tres patrullas de la policía que lo agarraron y lo tiraron a una de las camionetas”, señaló.

También agrega que los uniformados le quitaron sus pertenencias como el teléfono, ropa, zapatos, chaqueta y dinero en efectivo e ingresaron a la vivienda sin tener alguna orden judicial; y dejaron todo “tirado y revuelto”.

“No dejaron que mi mamá viera en que camioneta se lo llevaban y nos advirtieron que mejor ni lo buscáramos, porque no iban a permitir que lo viéramos o le pasáramos algo”, dijo el hermano del capturado.

Mientras que familiares de otras tres personas jóvenes, quienes estaban desde la mañana de ayer miércoles gestionado la libertad de los jóvenes en la delegación departamental de la policía de Estelí, decidieron no hablar debido a que tienen las esperanzas a que sean puestos en libertad en cualquier momento. “No han dicho por qué los detuvieron, unos fueron detenidos en las calles y otros en sus casas”, indicó un familiar de los jóvenes.

Un oficial de la Policía que fue preguntado al respecto se limitó a decir que las detenciones tienen que ver con actividades de comercialización menor de drogas y robos con fuerza, entre otras actividades delictivas. “Aquí la gente está agarrando ahora la modalidad de decir que es porque andaba de golpista, que por eso detienen a uno de sus familiares”, dijo.