Madre de brasileña asesinada por paramilitar sandinista afirma que nunca conoció al novio de su hija

María José Da Costa, madre de la estudiante brasileña Raynéia Gabrielle Da Costa Lima, afirmó en una entrevista exclusiva al periódico HOY, negar que el paramilitar Pierson Gutiérrez Solís es el verdadero asesino de su hija, quien pierde la vida baleada el 23 de julio del año pasado, en el sector de Lomas de Monserrat en Managua.

Da Costa, dijo que tras el asesinato de Raynéia no ha recibido el apoyo de nadie ni de Brasil, ni de Nicaragua, y se encuentra a la espera por saber quién es el verdadero asesino de su hija.

“Solo estoy esperando que aquel hombre (Daniel Ortega) salga del poder, porque algún día va a salir, algún día va a caer y ahí voy a empezar a actuar para descubrir verdaderamente quién fue el que mató a mi hija, y no ese payaso (Pierson Gutiérrez). Algún día podré descubrir la verdad de quién mató a mi hija y el o los culpables deben ser castigados”, manifestó la madre.

“Mi hija murió, se enterró y se olvidó. Lo que yo siempre he dicho, continuaré luchando hasta el final, hasta el día que me muera. Yo no creo que fue el tipo que dicen que fue (Pierson). Él es apenas un chivo expiatorio y el gobierno de Ortega tiene algún acuerdo con él. Seguramente que hay mucho dinero que le dieron para que él asumiera esa culpa”, dijo la brasileña.

“Yo quisiera ver quién fue realmente quien mató a mi hija, porque él (asesino) no solo mató a mi hija, él mató varias vidas, porque mi hija era médica, iba a salvar muchas vidas. Ya sé que él no está preso, que lo vieron públicamente, ya lo vieron en un tal Parque Japonés. Ahora, si él dice que está preso y está pidiendo reducción de la sentencia, me parece que todo eso es una payasada, porque esa pena solo fue verbal y él no está cumpliendo nada. Ahora, me parece curioso, que hay un supuesto juicio, sin que tengan ningún representante de mi familia. Es una burla, yo no creo en eso. Pueden haber hecho el supuesto juicio para que se callen los brasileños y no digamos nada”, indicó al periódico HOY.

“Yo no recibo ayuda de nadie aquí en Brasil. Yo esperaba que al menos el gobierno federal de mi país asumiera algo porque yo quisiera apelar si es posible, ese caso. Quisiera mucho que el gobierno de Brasil retome esa causa de mi hija y vea qué puede hacer por mí. Que por lo menos se llegue a saber quién fue el culpable de la muerte de mi hija. Eso es lo que yo espero antes de morirme. Porque en la justicia de Nicaragua no confío. Si a mí no me dicen nada los periodistas, no sabría nada. Porque ningún representante de Brasil en Nicaragua me avisa nada. Ni siquiera se acercaron a mí para darme el pésame, mucho menos para darme algún tipo de información”, refirió.

Foto 2 Pierson Gutiérrez Solís

La madre de Raynéia dijo que las pertenencias de su hija se perdieron, que de Nicaragua solamente le llegó alguna ropa del hospital; que escribió un libro que ya está en manos de una editora, y podría ser lanzarlo en agosto, que es cuando su hija cumpliría años.

“Servirá para honrar su cumpleaños, y es casi a un año de su asesinato. En un futuro, tal vez el próximo año, dependiendo de la cantidad de libros que pueda vender, si puedo recaudar algún dinero, quiero ver si hago una versión en español, para que alguien de Nicaragua que quiera leerlo pueda adquirirlo”, indicó.

“Yo estoy viviendo mi día a día, estoy dejando que la vida siga. No tengo placeres, alegrías, ni al escuchar música, ni ganas de salir a una fiesta. Conseguí un empleo para por lo menos entretenerme la cabeza. Porque en la casa yo solamente estoy llorando y llorando. El trabajo me hace bien, psicológicamente hablando. Es peor que esté dentro de la casa donde solo lloro y lloro. Pienso en mi hija. Veo las pocas cosas que me llegaron de Nicaragua”, comentó.

Agregó que del novio de Raynéia no sabe nada, que le gustaría hablar con él. “Nunca tuve contacto con él. Pero desearía contactarlo para saber dónde está. Si él tiene cosas para decirme (sobre Raynéia), porque fue él quien socorrió a mi hija, él miró quién fue que tiró (el disparo)”.

Con información del Periódico