El recién sancionado ministro de Hacienda y Crédito Público, Iván Adolfo Acosta Montalván, fue quien realizó esta solicitud

Los dictadores Rosario Murillo y Daniel Ortega, presentaron un tal “libro blanco” donde prácticamente amenazan a quien brinde información de corrupción en su régimen totalitario.

La dictadura de Daniel Ortega realizó la petición para un préstamo de US$50 millones al Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), para “continuar brindando la respuesta oportuna con calidad en la atención de salud al pueblo de Nicaragua”, según lo que dice el régimen.

A través de una carta con fecha 14 de mayo de 2020, el recién sancionado ministro de Hacienda y Crédito Público, Iván Adolfo Acosta Montalván, hizo la solicitud al presidente ejecutivo del BCIE, Dante Mossi, de un multimillonario financiamiento en el marco del Programa de Emergencia de Apoyo y Preparación ante el Covid-19 de Reactivación Económica, explicando que está cumpliendo con las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), para luchar contra la pandemia.

“Tal como es sabido, el Gobierno de la Republica de Nicaragua, ha implementado medidas para la prevención y contención del contagio de la Pandemia SARS-CoV-2/COVID-19, a través de controles epidemiológicos en el territorio nacional indicados por la Organización Mundial de la Salud (OMS)”, comienza la misiva, justo en los días en que la Organización Panamericana de la Salud, OPS, elevó el tono de su preocupación y críticas al gobierno de Ortega por el manejo de la pandemia en Nicaragua.

Acosta Montalván agrega -además de que “cumplen” con los requerimientos internacionales sanitarios- que “se ha brindado seguimiento cuidadoso y responsable a los casos sospechosos y garantizada la atención gratuita a los casos confirmados siguiendo los protocolos establecidos”.

El Ministro de Hacienda, Iván Acosta, argumenta en la carta que hace la solicitud de los US$50 millones de dólares en base al Programa de Emergencia de Apoyo y Preparación ante el COVID-19 y de Reactivación Económica, “con el objetivo de proveer recursos de rápido desembolso para la prevención, detección y tratamiento del virus y para la mitigación de su impacto económico, mediante cinco componentes operativos, específicamente el Componente 3, denominado Crédito para Financiar Operaciones del Sector Público” que es “una fuente de financiamiento reembolsable y un mecanismo apropiado”.

El ministro de Hacienda dice que este fondo será “exclusivamente dirigido” para financiar el programa “Seguridad Sanitaria y Alimentaria frente a la pandemia del SARS-CoV-2/COVID-19”, el cual es totalmente desconocido para los nicaragüenses.