Ley del Servicio Militar del FSLN: Más de 25 mil jóvenes muertos

Foto histórica de los miles de muertos que dejo el FSLN en su primera dictadura.

Cada 13 de septiembre es para miles de familias nicaragüenses una fecha de duelo nacional. Un 13 de septiembre del año 1983 entró en vigor la nefasta Ley sandinista del Servicio Militar Obligatorio, hasta el día de hoy el aparato militar orteguista ni por respeto a sus mismos caídos ni a las víctimas de guerra ha presentado datos estadísticos oficiales del costo en vidas humanas de está sangrienta lucha entre hermanos nicaragüenses, se estima que el Servicio Militar cobró la vida de más de 25 mil jóvenes y un número no determinado de cientos de jóvenes no terminó su período de dos años al salir de la línea de fuego como lisiados de guerra.

Los sandinistas han sido los únicos en 520 años de historia nacional y 201 años de vida independiente que han impuesto una Ley de Servicio Militar en Nicaragua. Un grupo de abogados civiles y militares sandinistas trabajan en secreto desde hace unos años atrás en esta nefasta Ley para adecuarla a estos tiempos, los conocedores en la materia consideran que el momento político idóneo no se ha presentado a favor del régimen para dar a conocer de manera oficial estás oscuras intenciones, la que vendría a enlutar una vez más a la familia nicaragüense.

La noticia del Servicio Militar en Nicaragua también trascendió fronteras, el diario El País de España reprodujo en su edición del 15 de septiembre de 1983 el despacho de la Agencia Internacional de Noticias EFE, a continuación compartimos la parte medular de está noticia:

“La polémica ley del Servicio Militar entró ayer en vigor en Nicaragua tras ser aprobada el martes por el Consejo de Estado (Parlamento), después de tres sesiones de debates, de los que estuvo ausente la oposición.

El artículo 56 señala que la primera inscripción para el servicio militar activo se llevará a efecto del 1 al 31 de octubre del presente año y comprenderá a los ciudadanos nicaragüenses de sexo masculino de 17 a 22 años de edad, nacidos entre 1961 y 1966, “ambos inclusive”.Otro de los artículos, de los 57 de los que consta, expresa que a la persona que no se presente en el término fijado para la inscripción, se le aplicará una pena “de tres meses a dos años de prisión”.

Penas por no comparecer

La ley establece que la persona que, al citársela con el fin de ser incorporada al servicio militar activo, no compareciere en la fecha y lugar establecido, sin causa justificada para la tardanza, se le aplicará “la pena de dos a cuatro años de prisión”.Las penas podrán reducirse hasta la mitad “si el ciudadano manifiesta su voluntad de rectificar y se integra al servicio militar”, añade el texto promulgado.” … Termina diciendo el despacho de la Agencia Internacional de Noticias EFE.

Suscríbete a nuestro Canal de Youtube

Vía Radio Pueblo Unido
RPU 13 septiembre 2022