Gonzalo Carrión, del Colectivo de Derechos Humanos Nicaragua Nunca más, criticó la ley de regulación de agentes extranjeros que la dictadura de Daniel Ortega introdujo en la Asamblea Nacional, a través de 70 de sus legisladores. Carrión indicó que la Ley “tiene dedicatorias” para los opositores que son parte de la Coalición Nacional y Alianzas políticas.

“Dicha ley que es ordinaria, pretende prohibir, hacer regulaciones como inhibir candidaturas, lo dice ahí y la participación política de candidaturas está establecida por la Constitución de la república, ninguna ley ordinaria puede disponer lo que está ya ordenado o establecido por la Constitución de la república, ninguna ley ordinaria puede cambiar lo establecido en la constitución” aclaró Carrión quien ve que la ley sólo es para seguir reprimiendo y no hay muestra de voluntad del régimen de garantizar un proceso electoral transparente, limpio y observado, cuando estamos a 14 meses de celebrarse las elecciones de Noviembre del 2021.

En el artículo 12 de la Ley donde indica sobre quienes son Agentes Extranjeros, indica que “las personas naturales o jurídicas, nicaragüenses o de otras nacionalidades que actúen como agentes extranjeros deberán abstenerse, so pena de sanciones legales de intervenir en cuestiones, actividades o temas de política interna. Tienen, también, prohibido financiar o promover el financiamiento a cualquier tipo de organización, movimiento, partido político, coaliciones, o alianzas políticas o asociaciones que desarrollen actividades políticas internas en Nicaragua” expresa la ley.

El texto inhibitorio de participación política y en la función pública indica que “Tampoco podrán ser funcionarios, empleados públicos o candidatos a cargos públicos de cualquier tipo o naturaleza” continúa diciendo el artículo 12.

“La prohibición recogida en este artículo cesará un año después de que el agente extranjero solicite ser retirado del Registro de Agnetes Extranjeros lo que se hará una vez acredite ante la autoridad competente que efectivamente y de forma documentada, ha dejado de ser agente extranjero. La presentación de documentos o pruebas falsas puede incurrir en responsabilidad administrativa y penal, según sea el caso, previamente determinado por autoridad competente” dice la iniciativa de ley que hasta inhibe a candidatos opositores.