Las severas advertencias de la Policía sandinista ante posible levantamiento de tranques

Advierte que no dudarán en aplicar técnicas militares, a pesar que en los tranques protestantes solo usaron morteros

La dictadura sandinista capacitó a 30 policías en el segundo curso de tácticas militares en el departamento de León, y Fidel Domínguez, quien funge como jefe de la Policía de León, realizó un fuerte y muy poco aplaudido discurso, donde hizo referencia a una posible reinstalación de los tranques en el país.

“Si en un hipotético caso ponen esos tranques, que no será así, van a recibir ese uso de las técnicas y tácticas militares para hacerlos morder el lodo, que quedará en el piso y la derrota”, manifestó Domínguez.

Agregó que “estamos convocados a defender la revolución, la paz y todo lo que tiene que ver con nuestras familias. Este tipo de cursos nos recuerda que somos una familia y tenemos compromiso con el pueblo”, dijo el comisionado mayor.

Los oficiales también recibieron entrenamiento que incluye clases de ética, información y análisis, infantería, tiro, sicología operativa, gestión y riesgo enfocados en actos vandálicos, códigos de comunicación, arme y desarme, preparación física, protección de objetivos y boxeo.

La semana pasada recibieron capacitación 36 oficiales y se conoció que dos de los oficiales desertaron. “La preparación es bastante ruda, el curso dura una semana y durante los días del curso no nos bañamos”, aseguró uno de los oficiales.

La dictadura sandinista afirma que todo en Nicaragua volvió a la normalidad, aunque se ha enfocado a entrenar de manera militar a la policía que está en clara función a resguardar en el poder a la familia dictadora, los Ortega Murillo.