La dictadura sandinista despide destacado biólogo Mauricio Álvarez, catedrático de la UNAN León

Ciudad de León. El biólogo Mauricio Álvarez, catedrático de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua, UNAN León, ha sido despedido tras negarse a firmar la carta del régimen sandinsita en contra de Monseñor Silvio Báez, Obispo Auxiliar de la Arquidiócesis de Managua.

Álvarez, hermano del abogado Gabriel Álvarez, despedido hace dos años de esa alma máter, tenía 28 años de trabajar como docente de esta casa de estudios superiores.

La carta de despido la firmó la rectora Flor de María Valle, quien es diputada del Frente Sandinista en la Asamblea Nacional.

La carta de la rectoría dice “en base a las atribuciones que le confiere al Arto. 17 de la ley 89 “Ley de Autonomía de las Instituciones de la Educación Superior” Arto. 17 numeral 45 y Arto. 31 numeral 19 del Estatuto Vigente, que en base al Arto. 45 del código del trabajo y por interés institucional de esta Alma Mater, se cancela el nombramiento como Académico de Departamento de Biología de la Facultad de Ciencias y Tecnología, a partir de este 7 de noviembre”.

Agregó que en sus 28 años de docencia nunca recibió ningún llamado de advertencia o una queja de las autoridades, ya que fue un docente con disciplina y abnegación con el trabajo.

“Me quitan la comida de la boca. Pero no me prestaré a ese juego cruel dentro de esta institución educativa, no me puedo olvidar de los más 500 muertos que tenemos en el país, ni me puedo olvidar de nuestros hermanos que están sufriendo en el exilio y, tampoco me voy olvidar de compañeros que han sido corrido por represalias políticas en otras instituciones, voy a continuar con mis ideas cívicas y ciudadanas”, aseguró Álvarez.