Informan sobre nueva ola de ataques sandinistas en contra Monseñor Álvarez

Monseñor Rolando Álvarez.

Esta nueva ola de ataques es en contra Monseñor Rolando Álvarez orquestado por el sacerdote prosandinista Augusto Marín Aráuz, hermano del ex embajador del FSLN en Cuba y la ONU Sidharta Marín. Lo señalan de “persecución”.

Ha iniciado una nueva ola de ataques en contra de uno de los obispos que más han confrontado a la dictadura, se ha venido fraguando con anticipación y ha llegado a su culmen con las graves acusaciones del sacerdote sandinista Augusto Marín Aráuz. Hace varias semanas se ha observado que la nueva cantaleta de los sapos en las redes sociales es que se hacen pasar como grandes “católicos” y “defensores” de la “Misa tridentina”.

Abro paréntesis para explicar que, durante 4 siglos, la Misa Tridentina se celebraba en latín eclesiástico y de espaldas al pueblo, pero cambió después del Concilio Vaticano II. Cierro paréntesis.

Ahora resulta que, el sacerdote prosandinista Augusto Marín, dice sentirse “agredido” y bajo el pretexto de que monseñor no le permite celebrar la Misa en latín en su parroquia, lo acusa de que: “Si algo me llega a suceder acuso, desde ya, a monseñor Rolando José Álvarez Lagos y a los consultores que lo acompañan a excepción de algunos que dejaré en lista confidencial con mi familia”, dijo en un video el supuesto sacerdote. Marín fue uno de los sacerdotes que mediaron entre los manifestantes y la Policía en el tranque de Estelí.

“Me atrevo a decir que, la dictadura ha orquestado esta campaña, a través de la MALA LEVADURA de este sacerdote, que es simpatizante del sandinismo. La dictadura está utilizando como pretexto para estos ataques, las modificaciones que ha hecho el Papa Francisco con respecto a la Misa Tridentina”, dice el perfil de María Nicaragua.

Abajo el afiche del sacerdote prosandinista…