La Alianza de Pueblos Indígenas y Afrodescendientes de Nicaragua (APIAN) realizó la denuncia pública que el domingo fue detenida “la delegación de 18 personas indígenas y afrodescendientes todos pertenecientes al Gobierno Territorial Rama Kriol (GTR-K), entre estas autoridades del territorio, guardabosques y comunitarios”, por unidades militares del gobierno sandinista.

Este hecho paso en la comunidad Nueva Quezada, municipio de El Castillo, departamento de Rio San Juan, según la información de los indígenas.

“La detención se dio luego que el Ejército de Nicaragua se dio en horas de la mañana y procedió a interrogar sobre la presencia de la delegación del GTR-K en la Reserva de la Biosfera del Sureste de Nicaragua en parte del territorio Rama Kriol y sin explicación alguna les obligó a salir de la zona”, dice la comunicación de las autoridades territoriales y que envió a los medios de información María Luisa Acosta, Coordinadora del Centro de Asistencia Legal a Pueblos Indígenas (CALPI).

“Esta actitud del Ejercito causó asombro dado que la gira estuvo en coordinación con el MARENA y la Alcaldías de Bluefields entre otras autoridades, actividad que de forma periódica el GTR-K realiza en su territorio para valorar la ejecución de sus proyectos de conservación ambiental y la vigilancia sobre invasiones de tierra y formación de nuevos asentamientos en la Reserva en parte del territorio Rama y Kriol”, agrega el reporte.

Ejército sandinista niega los hechos

“El 27 de septiembre de 2020, en cumplimiento al Plan de Protección de los Recursos Naturales y el Ambiente, teníamos información del ingreso de elementos a la Reserva Biológica Indio Maíz, en cantidad no determinada que estaban causando daños en la misma, en tal sentido enviamos una patrulla para verificar, encontrándose a 16 personas saliendo de la reserva”, informan las fuerzas armadas nicaragüenses.

“Se procedió a retenerlos y pedirles datos personales con la intención de trasladarlos hacia la comunidad de Boca de Sábalos, para evitar el ingreso a la reserva, negándose todos al traslado con la excepción del señor Teodoro Jaime MCrea. No tenemos a nadie retenido”, dice la comunicación oficial del Ejército.

El incidente aconteció en el Puesto de Control Forestal La Quezada, municipio de El Castillo, departamento de Río San Juan.

La delegación indígena se encontraba alojada en el hospedaje-comedor propiedad de la señora Brenda González.