Incitan presionar a Taiwán para que no siga apoyando a la dictadura sandinista

La isla de Taiwán requiere que el gobierno de Daniel Ortega la acepte como país, sin embargo no ha medido a la hora que a este le toque salir de la administración del Estado nicaragüense

A través de un escrito el analista Félix Maradiaga, hizo el llamado de presionar a la isla de Taiwán, que ha estado entregando su apoyo a la dictadura sandinista a través de donaciones.

El gobierno de los Ortega Murillo es señalado a nivel internacional de haber cometido crímenes de lesa humanidad por la CIDH. A continuación el llamado completo…

“Es hora de presionar a Taiwán: ¡Dejen de financiar el aparato represor de los Ortega-Murillo!

El régimen de Daniel Ortega está aislado, con excepción de los gobiernos populistas como Cuba y Venezuela, dentro de poco ya no tendrá a quien más recurrir para mantener su aparato represivo.

Y para quienes aún creen que Rusia es una alternativa, recuerden que ese país es más impresión que otra cosa. La economía Rusa es un poco más grande que la economía de México y es menos fuerte (en términos de PIB) que países como Canadá o Brasil, que tienen economías más potentes. Para mantener su aparato represivo (especialmente policías y paramilitares) Ortega requiere que los mismos nicaragüenses paguen los salarios de sus verdugos (vía impuestos). De ahí que las acciones de desobediencia fiscal de las cuales se ha hablado, son tan importantes.

Por otro lado, Ortega sigue obteniendo créditos de Taiwán y de Corea del Sur. Tomemos nota de eso. Es hora de lanzar una fuerte campaña de presión internacional contra Taiwán y Corea del Sur, ya que ambos son países democráticos pero que actúan de forma hipócrita y de doble moral al apoyar a una dictadura que, según expertos de la ONU y de la OEA, “ha cometido crímines de lesa humanidad”.

Taiwán es aceptado por 19 países del mundo y por tanto tiene representaciones diplomáticas en esos países. Uno de los principales argumentos de Taipei en su esfuerzo diplomático para que Taiwan sea reconocido como un país independiente ante la ONU, es que esa nación es una democracia. En ese sentido, Taiwán es celoso de su imagen como nación que respalda a las democracias. Por ello, hay que hacerle un fuerte llamado a Taiwán a ser compatible con sus valores democráticos y dejar de financiar al régimen de Ortega. Es aceptable que Taiwán apoye de forma directa a proyectos de reducción de la pobreza, por ejemplo, créditos a pequeños productores o a la pequeña empresa (por citar algunos ejemplos) pero no a programas que financien en sistema represivo de los Ortega-Murillo.

Las delegaciones diplomáticas de Taiwán están presentes en países como Belice, El Salvador, Guatemala, Haití, Honduras, Paraguay y El Vaticano, entre otras. En todos esos países, Taiwan mantiene programas de asistencia económica que no son muy grandes, pero que han funcionado como una especia de fondos de libre disposición que de hecho son muy cuestionados por toda la corrupción que han generado. Esos fondos pueden ser usados por los gobiernos bajo una fiscalización muy limitada. En el caso de Nicaragua, Taiwán también tiene un tratado de libre comercio.

En conclusión: ¡No es posible que el régimen siga obteniendo recursos para pagar a policías y paramilitares que torturas a nuestros jóvenes! El FSLN más bien está despidiendo maestros y médicos, pero a la vez contratando más policías orteguistas que no son otra cosa que militantes del FSLN con uniformes de policía.

¿Quiénes se animan a iniciar protestas en las afueras de esas delegaciones diplomáticas de Taiwán?”