Una fuente fidedigna informó a Trinchera de la Noticia que Hugo Hollman “estaría reclamando” una gran suma de dinero, que estaría dispuesto a recibir en pagos a plazo. Su intento viene a ser el de “ganar” el juicio y comprometer a la gerencia general de La Prensa a darle una indemnización de US$20,000 dólares mensuales hasta que él llegue a los 75 años de edad.

De obtener la demanda, el diario le debería de pagar una suma de dinero que supera los 1.4 millones de dólares.

Otra fuente a su vez muy vinculada reveló que Hollman Chamorro podría “contentarse” con una suma en efectivo, pagada de una sola vez, y que llegaría a los 350 mil dólares. Sin embargo, en la redacción de La Prensa, los periodistas -muchos de los cuales temen un mal desenlace- están convencidos de que el régimen de Daniel Ortega estará usando dicha demanda y posterior juicio para dar un golpe que podría ser definitivo a su jurado enemigo.

En este escenario, Hollman llegaría a alzarse con la suma millonaria que desea a costa de conseguir lo que no pudieron Anastasio Somoza Debayle ni Daniel Ortega: lograr poner en quiebra a este rotativo.

A mediados de la década pasada se conocieron sobre rumores de que, aprovechando el buen momento que tenía en La Prensa, Hugo Hollman y su tío Jaime suscribieron un acuerdo verbal que le garantizaba al primero, pagos gigantes en salarios, extras fuera de planilla, y privilegios como nunca nadie los había conseguido antes en el diario.

A pesar de que el rumor corrió en las redes sociales, Chamorro Cardenal y su sobrino nunca aclararon la veracidad de este acuerdo que ahora es la base del reclamo de Hollman. En sus manos, el ex gerente tendría un acta (que sido llamada la No. 154) y una adenda que respaldaría y confirmaría el presunto acuerdo verbal.

Comentar