Los nicaragüenses ingresaron a Nicaragua de países donde hay transmisión activa del coronavirus aseguró el sancionado diputado Gustavo Porras

El empresario multimillonario y diputado sancionado del Frente Sandinista (FSLN), Gustavo Porras, afirmó que existen más de 16 mil nicas que ingresaron de otras naciones del mundo donde existen miles de casos de transmisión de coronavirus de persona a persona bajo “vigilancia”.

Esta información tan alarmante del COVID19 no lo había informado ni la vicedictadora Rosario Murillo ni las autoridades del Ministerio de Salud (Minsa) a los habitantes de Nicaragua.

“Los trabajadores de la salud y el modelo de salud familiar y comunitario le están dando seguimiento a más de 16 mil nicaragüenses que han venido, de lugares de países donde hay transmisión activa y se les visita diariamente”, dijo Porras quien reveló el dato después de la presión diaria de los diputados liberales del PLC, ante el ocultamiento de información en los informes que brinda la dictadura sobre el coronavirus.

“Nadie ha dicho que la pandemia no va a entrar”, dijo Porras en el plenario de la Asamblea Nacional, poniendo una cara “inocente”. “Nosotros estamos permanentemente en seguimiento…”, agregó.

“Lo que estamos diciendo es que estamos en el estadio en que se presentan casos, todos importados o en contacto con casos importados”, dijo defendiendo las políticas del régimen.

Para el doctor Alejandro Lagos, experto en salud pública, la afirmación hecha por el diputado Porras crea mucha preocupación y más cuando se ha dicho que los casos confirmados han sido importados.

“Los nicaragüenses debemos de tomar estas expresiones como una campanada de alerta, como una campanada de continuar resguardándonos en nuestras casas, dado que la información que maneja el MINSA no debe ser confiable para nosotros en el sentido que nos de seguridad de que el impacto es mínimo”, alertó Lagos.