Informes de autoconvocados desde el departamento de Rivas informan que un ciudadano de origen haitiano, del cual su nombre no se conoció, perdió la vida en la zona fronteriza de Peñas Blancas días atrás.

Según las fuentes, todo el gremio médico de la zona conocía que padecía los mismos síntomas del coronavirus, sin embargo, por el temor de los galenos a ser despedidos o encarcelados por el régimen sandinista, la información jamás se hizo del conocimiento público a través del Ministerio de Salud (Minsa).

El cuerpo del haitiano fue enterrado en el cementerio de la ciudad de Rivas de manera secreta, ya que hasta su sepulcro fue hecho en altas horas de la noche, afirman las fuentes azules y blanco.

A pesar de haber fallecido con los síntomas del coronavirus jamás se conocerá si fue otra víctima mortal del COVID19 en Nicaragua, debido a que el régimen de los Ortega Murillo manejan la situación de caos pública como de “secreto de Estado”, además que no han hecho masivas estas pruebas.

VER FOTO SIN CENSURA