La dictadura de Daniel Ortega realizó la liberación ayer miércoles 15 de julio de más de 1,600 reos comunes que estaban en los diversos centros penales de Nicaragua.

Estas «jornadas» de liberación de reos comunes ocurren cada 90 días, la mayor fue el 13 de mayo. En esa el dictador Daniel Ortega liberó a 2,815 presos.

Estos custodios fueron beneficiados con el régimen de Convivencia Familiar, con el cual desde el 2018 miles de hombres y mujeres han sido liberados de la cárcel sin cumplir sus condenas, a pesar que cometieron graves delitos como asesinato, violaciones sexuales y narcotráfico.

Los organismos de derechos humanos y los opositores están demandando la libertad de por lo menos 90 presos políticos, estos casos extrañamente son incluidos en este beneficio presidencial.

Sin embargo, ante esta ocasión ha sido liberado entre el grupo de reos comunes el preso político Óscar Centeno Altamirano. El pasado martes también fueron liberados Francisco Hernández, Giovanni Guido y Kevin Emilio Castillo Prado.