Afirma que esa estrategia fue usada por el FSLN y jamás dio fruto
Freddy Navas.

La campaña oficialista por desprestigiar al Movimiento Campesino (MC) ha vuelto a una de sus estrategias, que en el pasado tampoco fue exitoso, como es querer poner en disputa a los dirigentes Freddy Navas y Medardo Mairena.

Navas descartó que esté renunciando al MC o que la organización se encuentre dividida. “Es falso. ¿Han visto declaraciones mías que me separo o que me retiro?”, afirmó Navas acabando con la alegría quienes ya estaban dando por un hecho su salida del MC.

Afirmó que el Movimiento Campesino se está abriendo para sus aliados, un proceso que él lidera y que es posible que sus críticas a la Coalición Nacional las quieren usar para meter cizaña entre el campesinado.

“Hay muchos intereses creados para tratar de desbaratar esto”, aseguró Navas.

“El Movimiento Campesino de Nicaragua hace la apertura a los aliados, que son los que no tienen lugar, ni entrada en la Alianza Cívica o la UNAB o en la misma Coalición y Freddy Navas abre el espacio a los aliados, pero todo es parte del Movimiento Campesino de Nicaragua”, expresó el dirigente.

Comentar