Con bombos y platillos anunciaba uno de los hijos consentidos de la dictadura del FSLN de los Ortega Murillo, Juan Carlos Ortega Murillo, su nuevo movimiento que lleva de nombre 4 de Mayo fundado 5 meses atrás, pero al parecer se encuentra semi fracasado.

Desde esa noche del miércoles 13 de noviembre del 2019, en donde se miró Juan Carlos ‘cancaneando’ daba lectura un comunicado presentando su movimiento, no se le volvió a ver jamás.

«No somos un movimiento afiliado al gobierno, somos un pueblo organizado y nos seguiremos movilizando mientras los malos hijos de la patria pretendan seguir amenazando la paz», dijo Juan Carlos, cuando se miraba en estado de ebriedad o haber ingerido drogas con solo 8 personas de ser aparentes hijos de los multimillonarios sandinistas.

Juan Carlos es dueño del Canal 8, y se la ha visto muy poco en actos públicos junto a sus padres que se hacen acompañar por la menor de sus hijos, Camila Ortega.

Como una repuesta al Movimiento 4 de Mayo y al día de la Dignidad Nacional, la Unión Europea aplicó sanciones serias y duras a 6 altos funcionarios públicos de Nicaragua.

Comentar