Lo que pensó el FSLN sería fácil simular les fue un fracaso verdadero

En un claro contraste a los 134 años anteriores, en este momento no hubo bendición religiosa, ni santo, ni multitudes en la capital de un país de mayoría católica. Las calles de Managua, donde hoy se vive un día asueto, se mostraron más silenciosas y vacías de lo normal”, informa la agencia internacional de la agencia Efe.

Subraya el reporte que es leído por millones de personas que “varios grupos se aglomeraron alrededor de réplicas de la imagen de Santo Domingo de Guzmán en diferentes puntos de Managua y realizaron sus propias fiestas, al son de filarmónicas y con cohetes artesanales” y que “la Alcaldía de Managua intentó animar el ambiente en la víspera al entregar la “Orden Bicentenaria 2020″ a los comités tradicionalistas de Santo Domingo de Guzmán, que se encargan de mantener vivas las fiestas, pero no tuvo éxito, ya que la mayoría de estos se rigen por las normas de la Iglesia Católica”.

Las provocaciones de algunos sandinistas fueron aeguidas lo largo de estos diez días. Los CPC de los barrios incluidos en la tradicional ruta de Santo Domingo se vieron cada semana (los días jueves) para realizar una planificación de los actos para simular a fieles devotos en “rebeldía” contra la decisión de la Iglesia.