A pesar que el gobierno sandinista promovió eventos, miles prefirieron celebrar en la casa por temor al covid19

Un ambienta vacío fue captado el pasado fin de semana 30 y 31 de mayo, en donde en su mayoría bares y restaurantes estuvieron cerrados, y los que abrieron tenían muy escasos clientes. Mientras que las calles y parque central estaban “palmados”. La población salió a comprar desde pasteles, pollos asados y pizza para comer en casa, para evitar exponerse al covid19 en plena celebración del Día de las Madres en Nicaragua.

El portal de MASAYA AL DÍA compartió fotos desde las 8:00 de la noche. La vida nocturna de la ciudad se esfumó por temor al covid-19 y ante la crisis que ha provocado la pandemia. En este recorrido sólo la rosticeria que funciona donde fue la “Ronda”, se miraba con clientes, cuyo ambiente era amenizado por un conjunto local, afirma el portal informativo.

En los últimos días se han reportado varias víctimas de covid19 en Masaya, sin embargo hay otros que todavía se exponen a resultar contagiados de covid19.