El FSLN le ha servido al dictador Daniel Ortega para amasar grandes cantidades de dinero, pero para los expertos la familia tendría más que sólo 2 mil 730 millones de dólares

Las riquezas del dictador sandinista Daniel Ortega, la cual cuenta con el respaldo por contratos de fideicomisos del sancionado Banco Corporativo (Bancorp), incrementó en 2.500 millones de dólares en el año 2017 a 2.730 millones en el 2018, informó el economista y politólogo Enrique Sáenz en entrevista con Canal 10 de TV.

Sáenz menciona en ese momento a una auditoría al Bancorp publicada por el diario La Prensa que indica que la fortuna del dictador incrementó 230 millones de dólares en un periodo en el que Nicaragua comenzaba con una convulsión política y social. Para el experto, el principal interés de Ortega para estar en el poder político es “preservar todo su capital acumulado”.

“En el diario La Prensa se publicó una auditoría al Bancorp que había creado la familia en el poder, esa auditoría circuló y en esa auditoría correspondiente al 2017 aparece escondido –porque no estaba como depósito, sino como contratos de fideicomiso con Bancorp—nada más y nada menos que un patrimonio de 2.500 millones de dólares, ese era en el 2017 el piso del patrimonio de Ortega, y digo el piso porque probablemente tenga en otros lados, en otros bancos a nivel internacional”, afirmó Sáenz.

“Lo más aberrante es que también se filtró la auditoría de 2018, y mientras miles de empresas cerraban y miles de trabajadores a la calle, la auditoría de 2018 revela que la fortuna de Ortega creció 230 millones más de dólares, de tal forma que al cerrar el 2018 la fortuna encomendada en contratos de fideicomiso al Bancorp ascendía a 2.730 millones de dólares”, dijo Sáenz.

Comentar